El día de su boda conoce al receptor del corazón de su hijo fallecido

Hace dos años, Becky Turney, de Alaska, vivió el peor día de su vida cuando su hijo Triston falleció con solo 19 años. Pero, a pesar del dolor, Becky no tuvo más remedio que seguir adelante con su vida. Dos años más tarde, Becky se casaba con el hombre de sus sueños, Kelly Turney. Por supuesto, en ese día tan especial Becky tenía presente a Triston a cada paso que daba, y la mujer de 40 años dejó una silla libre para su hijo con el siguiente mensaje:
Seguir leyendo